Si has tenido la oportunidad de adquirir recientemente unos Apple AirPods, y desde el momento que abriste la caja ya ibas dispuesto a pasar por el proceso de pareamiento Bluetooth, pero lo que encontraste fue una animación en el iPhone con un botón que decía “conectar”, y en solo 5 segundos conectó tus audífonos; también si llegas a olvidar donde los has dejado podemos abrir la aplicación ‘Find My’ o decirle a Siri que los encuentre. Estos ejemplos son algunos de los cientos de escenarios donde el Ecosistema Apple facilita y simplifica la conexión con sus usuarios, el ecosistema de Apple es el rey, porque la experiencia es fluida e integral, y aprovecha los productos con el propósito de ahorrar tiempos en productividad, hacer copias de seguridad y realizar transferencia de información.

Te compartimos muchos más ejemplos:

1. Más productividad:

Combinar uno o más dispositivos Apple siempre funcionará a nuestro favor porque, gracias al ecosistema de Apple ha sido creado para que no perdamos tiempo en nada:

2. Mejor comunicación:

Entre algunas de las cosas que podremos hacer entre dispositivos están:

3. Otras configuraciones:

El ecosistema de Apple también nos hace ahorrar mucho tiempo al configurar nuestros dispositivos, ya que una vez que alguno cuenta con nuestra información, la transmite automáticamente al otro. Y no solo nuestros archivos, si así lo queremos, sino también cómo hayamos configurado el sistema, por ejemplo, la conexión que tenemos a internet.

©iCon. Todos los derechos 2021.